Un certificado de firma electrónica indica el plazo de vigencia del mismo, el cual no podrá exceder de tres años contados desde la fecha de emisión.